Despierta a tu Heroína, cambia de vida.

¡Estás harta!. Quieres cambiar tu vida. Estás decidida a cargarte la frustración y a disfrutar al máximo. Quizá estás atravesando una grave crisis (enfermedad, accidente, pérdida, …) o sencillamente sientes que ya no puedes seguir acumulando un malestar que no procede de una fuente claramente definida, sino que más bien es fruto de la acumulación.

¡Magnífico! Estás dando la bienvenida al cambio y eso es algo que muchas personas siguen sin querer hacer, lo que favorece que permanezcan en el mismo punto de desazón, aburrimiento y falta de energía. Estás deseando tomar las riendas de tu destino, lo que yo llamo Despertar a tu Heroína. El viaje es heroico porque la protagonista, tú, no esquiva la responsabilidad de su vida y camina según su criterio. Ya no tiene a quién culpar de cómo van las cosas porque ella dirige el timón. Sabe con certeza que todo su poder reside en el interior y que la relación más importante de su vida es la que mantiene consigo misma. Por eso se adora.

No hay una receta exacta para recuperar el control de tu vida. Los caminos son diversos, si bien el territorio no varía: una tierra de conciencia elevada y conexión contigo misma. Si no te escuchas, no puedes tener claridad, sin claridad no hay rumbo, sin rumbo vives una vida ajena: la que te dictan las circunstancias, las limitaciones, las opiniones de los demás, la cultura, el miedo. Una vida sin conciencia es una vida sin errante. Para despertar a tu heroína conecta contigo y sé consciente de la persona que quieres llegar a ser.

Dejarse llevar siempre es una opción, es la manera de rechazar la responsabilidad de nuestra propia existencia. Yo prefiero el cambio consciente y disfrutar de un proceso que dirijo. Si estás decidida a ser feliz, a reclamar tu poder y alzar tu voz, estás decidida a despertar a tu heroína.

La Heroína no tiene edad. La puedes llamar en cualquier momento y ser libre. Cuando recuerdas quién eres realmente, cuando te escuchas, algunas personas salen de tu vida y otras llegan, porque ya no cuadras con el mismo entorno de siempre. Te das cuenta de que las situaciones difíciles te brindan el contraste necesario para obtener claridad sobre lo que de verdad deseas en tu vida y forjas la imagen de quién quieres ser. Ése es tu rumbo y el proceso tu viaje. Vivimos una travesía sin final, siempre desearemos más mientras disfrutamos el presente y eso nos hará crecer y expandirnos.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Diana Prados.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Siteground que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.